DirecTV

DIRECTV, comprometida con la alimentación, salud y educación

De manera cotidiana en DIRECTV experimentamos un profundo compromiso con nuestro entorno, con el objetivo de no solo de brindar el mejor servicio, sino de impactar de manera positiva en los lugares donde operamos. Esto no podía ser diferente en Perú durante la pandemia de COVID-19. Desde un comienzo pusimos a disposición nuestros recursos y fortalezas para enfrentar la emergencia: nuestra presencia en el territorio del país, la experiencia en educación a distancia y en el área de responsabilidad social.

Según el Ministerio de Salud de Perú, desde el comienzo de la pandemia unos 300.000 alumnos abandonaron la escuela por la necesidad de trabajar y las dificultades para acceder a los cursos virtuales. Frente a la suspensión de las clases presenciales, anunciamos la liberación, sin costo, de los contenidos educativos de nuestro programa Escuela + en todo el territorio y pusimos a disposición una señal 24 horas para todos los suscriptores, tuvieran o no saldo disponible. Se trabajó en alianza con actores claves, como el Ministerio de Educación y la Universidad San Martín de Porres, y nos sumamos a una campaña con AIESEC Perú e Higia Perú para proteger la salud emocional.

Ante las necesidades más urgentes, multiplicamos las iniciativas para combatir el hambre, con la donación de alimentos y el trabajo coordinado con The Global Food Banking Network. También intervenimos en acciones humanitarias junto al Movimiento Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja. Además, hicimos una donación por cada película adquirida por el sistema Pay Per View y ofrecimos nuestras pantallas para campañas de prevención e información.

La cultura de la solidaridad, siempre presente entre nuestros colaboradores, volvió a hacerse visible. Con nuestro programa de voluntariado corporativo Piedra, Papel, Tijera, junto a la Asociación Juguete Pendiente, implementamos un sistema de voluntariado virtual en el que los empleados dictaron clases, contaron historias, y dieron talleres a niños y jóvenes de albergues en manera remota.

De esta manera, en DIRECTV logramos transformar una situación compleja, por momentos trágica, en una ocasión para estrechar lazos con la comunidad. Al mismo tiempo, seguimos llevando a nuestros clientes entretenimiento e información para acompañarlos en sus casas.