Mibanco

Munay Voluntariado Mibanco

En abril, pensando en el impacto de la coyuntura en los negocios de nuestros emprendedores, iniciamos el Programa Munay Voluntariado Mibanco; donde unidos bajo un mismo objetivo, más de 400 voluntarios a nivel nacional nos propusimos: acompañar y asesorar a los emprendedores, en su proceso de adaptación y la reinvención de sus negocios.

Elegimos Munay inspirándonos en los 4 principios de la cultura andina: Yachay (sabiduría), Llankay (trabajo), Ayni (solidaridad, reciprocidad) y Munay (voluntad).

Munay es la fuerza del amor incondicional y que hace posible toda transformación.

Los pilares de nuestro Programa:

• Somos una comunidad de voluntarios, emprendedores y familias que vivimos de manera coherente el propósito de Mibanco y buscamos aportar al progreso de nuestro país.
• Al ser agentes de cambio y transformación, nos adaptamos y reinventamos permanentemente y, desde nuestra propia experiencia, promovemos la reinvención de los emprendedores y la comunidad.
• Ponemos en práctica nuestros principios culturales y reflejamos el Modo Mibanco haciendo énfasis en valores como la solidaridad, la empatía, la colaboración, la humildad, la horizontalidad, la flexibilidad y la diversidad.
• Compartimos, potenciamos y multiplicamos los talentos, conocimientos y experiencias de los voluntarios y emprendedores.

Desarrollar un Programa de Voluntariado en un entorno virtual significó un gran desafío, una experiencia transformadora que ha marcado nuestras vidas. Y es que cuando el sueño es compartido por cientos de personas todo es posible.

Hoy nos sentimos orgullosos de nuestra pasión, fortaleza y perseverancia. Somos conscientes que, gracias a ello, 391 emprendedores han reinventado sus negocios, apoyándose en herramientas digitales para transformarse. 10,111 horas conectados, conmoviéndonos, escuchándonos y trabajando en equipo nos permitieron ganarnos el corazón y la confianza de nuestros clientes.

Gracias a Munay, confiamos más en nuestros emprendedores y su disposición para reinventarse ante las adversidades, pero sobre todo, hoy confiamos más en nosotros mismos, en nuestro talento, en nuestra experiencia y en nuestra capacidad de reinvención. Porque sus negocios y sueños son los nuestros, porque sabemos que si nos caemos, nos levantaremos juntos, porque somos peruanos y porque unidos ¡no podrán pararnos!