ABB

Seguridad y salud: el corazón de la estrategia de ABB

La llegada de la COVID-19 hizo que nuestro comité de crisis trabajara de manera rápida para afrontar esta compleja situación. Este grupo, que laboró de forma conjunta con la gerencia de Seguridad, Salud y Medio ambiente, la gerencia de Security, el equipo de recursos humanos, el área de comunicaciones y la gerencia general de ABB, entre otros, se planteó un solo objetivo: garantizar la seguridad y el bienestar de los colaboradores de ABB y de los diferentes stakeholders de la empresa, como los familiares de los colaboradores, los contratistas, las personas que requerían visitar las instalaciones de la compañía, entre otros.

Mitigación: un eslabón clave para afrontar la pandemia

En este punto, nuestro plan incluyó un "Protocolo de atención para casos COVID-19”. En ese sentido, si bien la disposición del Gobierno indicaba que a la persona diagnosticada solo se le debía hacer un seguimiento simple, ABB, nuevamente, optó por dar un firme paso hacia adelante. La meta que nos pusimos fue evitar que un colaborador o uno de los familiares del colaborador llegara a la fase 2b de la COVID-19. Nos dimos cuenta que para concretar este objetivo era fundamental una detección rápida del virus y el inicio inmediato del tratamiento.

Además de realizar pruebas para detectar la presencia del coronavirus, brindamos a nuestros colaboradores contagiados un seguimiento clínico con visitas presenciales y llamadas telefónicas de nuestro médico asistencial y otro médico contratado exclusivamente para este fin. A este equipo médico le proporcionamos todos los equipos de bioseguridad necesarios y una camioneta especialmente preparada para esta tarea. Y como superar con creces los estándares está en el ADN de ABB, esta última iniciativa se extendió a la familia nuclear (hijos, padres, hermanos) de nuestros de colaboradores.

Apoyo material, logístico y económico: un músculo necesario ante la crisis
Hemos adquirido tres cilindros de oxígeno de 10 m3 que pensamos prestar a nuestros colaboradores, a miembros de su familia nuclear o a sus familiares indirectos en caso su situación de salud se complique por la COVID-19 y no puedan conseguir una cama en un hospital o clínica. También hemos creado un banco de medicinas para estas personas, el cual se reabastece constantemente.