San Fernando

Programa Cero Síntomas

La idea surgió considerando que el Covid-19 comparte algunos síntomas con las enfermedades respiratorias comunes, los cuales aumentarían con el invierno que estábamos próximos a atravesar, decidimos no arriesgar a nuestros colaboradores e implementamos nuestra política de “Cero síntomas en el centro de trabajo”. Una iniciativa que, si bien pudo afectar eventualmente a nuestra operación, fue clave para demostrar que lo más importante para nosotros, es nuestra gente.

Durante la implementación de esta política, nos enfocamos en monitorear de manera permanente a nuestros colaboradores para identificar de inmediato posibles síntomas del Covid-19, gripe, resfrío, e incluso alergias. Además, se brindó una posterior vigilancia médica exhaustiva y la derivación a atención correspondiente con nuestro médico ocupacional, separándolos de la operación por un periodo determinado a fin de cuidar la salud de los demás. Cabe resaltar que en este periodo de diagnóstico que implicaba no ir al centro de trabajo, ninguno de nuestros operarios vio afectada su remuneración.

El camino que hemos atravesado no ha sido fácil, especialmente porque nosotros no paramos ni un solo día la operación. Esto nos permitió descubrir nuevas maneras de hacer las cosas. Rediseñamos casi todos nuestros procesos, como por ejemplo: aforo mínimo en los buses garantizando el distanciamiento entre los colaboradores, medición de temperatura al ingreso, se facilitó el kit de prevención a cada trabajador (mascarillas, facial, alcohol en gel) abrimos nuestra central telefónica Covid-19 para una comunicación inmediata e, incluso, adquirimos pulsioxímetros y concentradores de oxígeno que, para ser sinceros, hace un año ni siquiera se nos cruzaban por la cabeza hacerlas; pero que hoy, sirven de soporte para emergencias que nuestros colaboradores o familiares puedan tener. Además de ello, tuvimos que luchar contra la idea de nuestros colaboradores de “solamente es un resfriado, puedo seguir trabajando” que, probablemente, teníamos todos antes del Covid-19.

Esta iniciativa fue de carácter obligatorio en todos nuestros centros de trabajo, difundida a los casi 5000 colaboradores de la empresa y aplicada a todo colaborador que haya presentado síntomas. Considerábamos que el ausentismo podía aumentar, sin embargo esto no sucedió y nuestra operación nunca se detuvo. Cumplimos con nuestro compromiso de brindar productos de calidad a todos los peruanos, y hoy, con un número de contagios disminuyendo, buscamos afinar aún más nuestros protocolos y planes de contingencia, lanzando además nuestra campaña comunicativa de No bajes la guardia, la cual busca concientizar a nuestros colaboradores y sus familiares para seguir cuidándonos como si fuera el primer día de la pandemia, pues en San Fernando, no bajaremos la guardia y venceremos al COVID-19.